domingo, 25 de abril de 2010

Brasil, Mon amour... ¿O no era así?

Siempre que conozco a alguien interesante tengo la sensación de que no tienen absolutamente nada que ver conmigo.
El problema es que, como digo, esto me pasa SIEMPRE. La afirmación me obliga a preguntarme si yo misma coloco barreras e impedimentos donde no los hay. No es posible que no haya nadie en el mundo que esté cargado de un ritmo parecido al mío.
Y es que la melodía a veces cambia, mis notas son las que no varían.

En los últimos 2 años he conocido a unas 4 o 5 personas distintas con las que he tenido algo de "roce" y me han bastado 3 minutos para confirmar mi teoría. No tenéis nada que ver conmigo.

Soy un bicho raro, lo admito. Mis casi 27 años no se adecúan a la edad común y las responsabilidades y obligaciones minan una parte de mi vida que debería estar más activa. Ya no hay remedio, fue una decisión pasada e inamovible. La libertad a cambio de la carcel de una casa, que no es mía pero me proporciona el frío que necesito para seguir manteniéndome en modo "glacial". En modo "standby".

Conocí de manera curiosa a una persona poquito mayor que yo. Impedimento número 1, no menores de 30. Alguien que tienen posibilidad de viajar a menudo, que puede permitirse fiestas y descontroles, que dedica sus fines de semana a "salir de fiesta" y en su tiempo libre organiza viajes al fin del mundo.

En un momento me preguntó que haría yo ese mismo sábado:
- A las 14:00 después de salir del trabajo, tengo que tender un par de lavadoras, bañar a mi perra aprovechando el buen tiempo... Dar un paseo por la pinada que hay cerca de casa y tomar un poquito el sol en mi terraza con un martini en la mano. Después iré a tomar un café y veré una película en el cine. Sobre las 2 estaré durmiendo y así lentamente... llegará el domingo.
Y tú, ¿qué harás?
- Yo me voy a Córdoba a rodearme de vinitos y tapas, a emborracharme hasta el amanecer con 4 amigachos (que más bien parecen salidos de una escena madura de "High school musical", con pinta de "guays" y a los que se les arriman todas las nenas).

Y yo, me pregunto en que momento de mi vida, tomé la decisión de salir de casa de mis padres. En que momento me di cuenta de que la lavadora es mi segundo hobbie y la plancha, el tercero. En que instante valoré que pesaba más la independencia que los viajes, las fiestas y la vida social.
¿Dónde quedó eso de los polvos sucios en un coche más sucio aún?
¿Tengo casa para alojar vivarachos cuando se cansan de las borracheras a media noche?

En fin, no tenemos nada que ver.

11 comentarios:

Anele dijo...

La voz de ese tipo me mata...me recuerda a otro grupo...
(voy a investigar)

Tía, te diría tantas cosas que mejor no te digo nada.

PD: Yo que tú me hubiera ido a Córdoba.

;) Beso.

Un fraggel por Sevilla dijo...

Las tres cosas mas difíciles de esta vida son: guardar un secreto, perdonar un agravio y aprovechar el tiempo.

Pero no se lo digas a nadie o no te lo perdonaré.

Besos.

supersalvajuan dijo...

La capacidad de elegir. Tú que puedes.

Efren dijo...

Se te va mucho xD ¿Que te ha pasado en estos ultimos 5 años para que estes de este pesimista?
Una cosa no quita la otra... de verdad :)

Delgaducho dijo...

Cuando llegamos a una bifurcación hemos de ser conscientes de que tomemos el camino que tomemos dejaremos de tener a nuetro alcance todo aquello que nos ofrecía la senda no elegida...ains.

Juan Luis G. dijo...

Hola Laura.

Yo pienso que si la vida es un puzzle, los acontecimientos, personas y todo lo que la componen, no somos piezas rígidas, perfectamente perfiladas que tenemos que encajar unas a otras a la perfección, sin holgura alguna. Ese término de encajar, de sintonía o como lo quieras llamar es muy subjetivo. Es arriesgado buscar ese alguien o ese algo según un modelo que "encaje", simplemente porque las personas evolucionamos y cambiamos, las situaciones también, unas más que otras, pero es ley de vida. De ese modo los esquemas demasiado rígidos acaban por quedarse desfasados y resquebrajarse. Yo creo que cuando conoces a alguien tu misma te sugestionas pensando que no váis a encajar; ya has tomado tu decisión antes de que los acontecimientos sigan su curso natural y buscas las razones que apoyen tu sospecha, tu "decisión". ¿Que esa persona es radicalmente diferente a ti? ¡Perfecto! plantéate que eso puede ser muy enriquecedor y aportarte los puntos de vista que necesitas para cambiar las cosas que no te gustan en tu vida.

Tu vida es, o debería ser, lo que tú quieras que sea; es tu decisión. Las mejores decisiones son las que no son "inamovibles", porque no te limitan y te permiten crecer. ¿Acaso no es posible pasar un fin de semana dedicada a la plancha y otro fin de semana a la juerga? ¿Qué te lo impide? ¿Por qué tenemos que ser o formales o juerguistas? Se puede ser de todo un poco ¿no?


Un abrazo.

P.D.: ¡Vaya ladrillazo que he soltado! Lo siento.....

Samer K dijo...

Eso de lo que tu hablas, lo tengo a las puertas de mi vida dentro de mas o menos un año. Espero no cambiar mis hobbies por la plancha y la lavadora, no me gustaria crecer, bueno si pero solo para las cosas que a mi me interesan ;)

Laura dijo...

Anele, La sonrisa son un grupazo si no has oido de ellos, dales una oportunidad. Achuchón pa' ti.

Fraggel, yo no digo nada, que luego to se sabe ;).

Salva, Obligaciones más que capacidad, qué le vamos a hacer...

Efren, me encanta que me consideres una piradilla. En realidad no es para tanto, este blog es como una "distorsión de la realidad" ni lo blanco es tan blanco ni lo negro se ve tan oscuro. ;) Un cafetico un día de estos? Besos.

Delgaducho, desde luego.. las elecciones siempre tienen sus consecuencias. De momento, y a pesar de todo, vivo consciente de las mías.
Un abrazo.

Juan Luis, gracias por tu comentariAZO. Estoy de acuerdo en absolutamente todo, qué puedo decirte. Besito.

Samer, la plancha y todo lo demás es compatible. Lo único que cambia es que lo vives todo con un poco más de mala leche ;).

alfonso dijo...

que si no arriesgas no conoces
¿en casa?tambien hay que quedarse alguna vez en cass

lo de la plancha ...pues yo he buscado a alguien porque de hobbie tiene poco
besos

BOGART dijo...

Como en casa, en la de uno, digo, como en ninguna parte. Lo de la lavadora lo entiendo, lo de la plancah te aseguro que es secundario, ejem...

Recuerda aquello de que el que busca encuentra, espero que este finde tengas mejor suerte.

Lo dicho feliz fin de semana y un beso.

manolo rubiales dijo...

te dejo mi saludo Laura
Vino y besos