viernes, 16 de abril de 2010

Viernes


Son geniales incluso los momentos en los que te espero nerviosa, ansiosa y desesperada acurrucada en el sofá de casa... Una intranquilidad tranquila es básicamente lo que despiertas en mi.

Llegas pronto, mucho más de lo que yo esperaba y tengo que hacer piruetas con la plancha del pelo mientras tocas el timbre. Lo curioso del asunto es que tampoco me importa demasiado si tengo que salir frente a ti con la cara lavada y el pelo arremolinao.

Apareces con traje, recién salido del trabajo y completamente repeinado. He de decir que me gusta mucho más cuando te "desmelenas". Nos abrazamos... y yo, sigo tensa. Tensión que va desapareciendo a medida que avanzan las bromas y los piques, los reproches de broma y los besos en serio.

Con el paso de las horas me doy cuenta de que soy incapaz de dejar de sonreir, eso era algo que hacía tiempo no me pasaba. Normalmente yo siempre estoy medio enfadada, o al menos con media sonrisa de esa que asusta.
Contigo es distinto, me siento libre y encerrada, me siento yo y otra persona a la vez. Tengo la seguridad de que jamás iremos más allá que el hecho de vernos esporádicamente y que me hagas feliz esos minutos pero también quiero saborear al máximo ese espacio que me brindas y de la posibilidad de lo imposible, de la ilusión de la catástrofe.

Se acabó el fin de semana, empezó el mal tiempo. Te llevaste el sol a eso de las 6 de la tarde para dejarme una semana más que gris.

Saliste de la puerta de mi casa y nos dimos un beso, yo huí a la ducha para conseguir desprenderme un poco de tu olor penetrante, de la angustiosa felicidad.

Cuando aún me enjuagaba el pelo, oí el movil sonando sin parar cerca del lavabo y el timbre de casa gritando mi nombre. Reflexioné... Y sólo podías ser tú. ¿Vendrías a decirme que te quedabas para siempre?... Tonta de mí. Abrí la puerta encharcada no se muy bien si en el sudor de la emoción o en la mascarilla para el pelo y ahí estabas, con una sonrisa en los labios... y preguntándome si era tan amable de ayudarte a cerrar el maletero de tu descapotable (...)


(Por que no cabían correctamente las maletas... Y adiós)

En fin. La vida.



Feliz fin de semana a todos :):):):):):)

12 comentarios:

Anele dijo...

jajajajaja...joder que envidia me das...jodia...

¡¡Ale, al lío!!

;)

supersalvajuan dijo...

Siempre San!!!

Elektra dijo...

Hermanastria, es muy bonito todo el post, pero te diré que si quieres que dure... no te vayas a vivir con nadie.

Consejo de sangre y muchos besos de viernes, jaja.

Laura dijo...

Anele... envidia ninguna! ;)

Salva.... San?¿?¿

Ele, vivir??? uffff no no.. Bastante tengo yo con aguantarme. Es una coña realmente. Soy una tia solitaria ;) No dejaría que nadie estropeara eso. Besicos

Anónimo dijo...

Una pasada el Post....en serio....una brutalidad....quizas el chico de la historia...cuando llamo para que le ayudaras...quizas penso..."ojala diga que me quede...y pueda compartir...otros abrazos...otros besos...y otros minutos..en los que quiers que se pare el tiempo para siempre......"

Samer K dijo...

Buenas sensaciones sin duda. Y la cancion escogida es muy motivadora!
Feliz Fin de SEmana!

alfonso dijo...

pues eso,por fin es viernes¡¡¡

manuel rubiales dijo...

Si es que no te puedes fiar de tipos repeinados que andan por la vida encaramados a descapotables, es algo incompatible, la gomina y el viento, quiero decir
Vino y besos

Juan Luis G. dijo...

A mí también me gustaría tener un descapotable, entre otras muchas cosas. Pero el encanto de disfrutar eso que tenemos la sensación que se va a ir en un suspiro... pocos deseos materiales lo igualan.

Besos

Bogart dijo...

Me ha gustado muchísimo la manera que has tenido de contar la historia. Muchísimo de verdad. Enhorabuena.

Un beso de feliz lunes.

Delgaducho dijo...

La vida, cierto, que nos regala felicidad efímera e ilusión a cuentagotas...ains.
Genial entrada!

rebeca dijo...

xica! por fin me encanta como escribes!! eso es lo que te decia que tenias que sentir para ser medi feliz!!! me alegro por ti, es super bonito sentir todas esas cosas!pero filla meua!!! lo del maletero ha sido un cubo de agua fria despues del post tan emocionante!!! jejeje!