sábado, 3 de abril de 2010

La primavera... la sangre altera.

Es sábado, y por lo que a mí respecta, se me acabó la semana de vacaciones. Y sí, es sábado y aún me queda un día. El domingo, el día más fatídico de la semana. Estoy ansiosa por saber apreciarlos, porque siempre los odié, igual que a los lunes, martes, miércoles y jueves.



Los domingos son aquellos días en los que me paso las horas pensando que al día siguiente es lunes, tiene gracia que desperdicie todo un santo día retorciéndome por eso.
Lo cierto es que a las 8 de la tarde, en este día de primavera, aún hace sol y disfruto en la terraza de un martini y unos cuantos cigarros, los pajaritos cantan, mi perra se caga cerca de mi pie y yo a pesar de haber dormido hasta las 12 de la mañana tengo un sueño que me caigo de espaldas, y mientras oigo a Franz Ferdinand me pregunto que hay que hacer en esta vida para no tener que levantarse un lunes a las 7:30 de la mañana. Tendría que haberme dedicado a hacer realidad el sueño de mi vida, que era tener una banda de rock. Aún no se muy bien que falló, supongo que el no tener voz ni gracia tuvo algo que ver.
Como he dormido hasta las 12 he tenido un sueño que aún a estas horas recuerdo. Soñaba que te quedabas, lo más interesante de todo es que quería que te quedaras. Recuerdo que obviaba el miedo, olvidaba las tensiones y me dejaba llevar… Al final te permitía asomar la patita por la ventana de casa. Y pensé que mejor dejar entrar una “patita” que nada…

Y que como buen perro, dormías en el tejado sin tener las 7 vidas de un gato, y que como compañía no estabas nada mal, aunque se que llorarás cuando te deje solo y que al final olvidaré darte de comer y suplicarás dando golpecitos a tu comedero de oro.
No hace mucho tiempo “asesiné” a mis pájaros. Fue un golpe duro, se congelaron de frío. Y es que yo estoy helada, y con el tiempo he olvidado a brindar calor, a coger una manta a tiempo y abandonarme a la temperatura adecuada.
Te dejaré morir, a ti y a otros tantos . . . Y es que la primavera aún no sabe ofrecerme la temperatura que necesito.
 

15 comentarios:

supersalvajuan dijo...

No te quejes que algunos nos levanteremos una hora y pico antes que tú.

Maggie dijo...

los días sólo tiene nombres, pero son simplemente eso: días y sus noches. no te dejes influenciar por el poder de la nomenglatura.

Un beso

Elektra dijo...

Joder, hermanastria. Me tenías que haber contado antes eso de la banda de rock. Es una mierda todo en general, pero los domingos... mejor no hablemos de los domingos.

Un beso (de sábado, de sábado)

Anónimo dijo...

Espero que algún día vuelvas a tener el ánimo y la intención de brindar calor y que permitas que alguien sea capaz de brindártelo. Para alguna persona, tener esa oportunidad sería un verdadero sueño, pero tú, sólo tú, tienes el poder de donar esa ocasión de que alguien te haga feliz, es decir, de que un simple "perrito", pueda acceder a tu casa y acurrucarse junto a los pies de tu cama y que llegues a acostumbrarte y que creas que lo echarías en falta si algún día se fuera de ese lugar... Espero CADA DÍA QUE LLEGUE ESE DÍA

manolo rubiales dijo...

pues si, amiga Laura, los domingos, sobre todo si coinciden con final de vacaciones, tienen un agónico tufo a patíbulo insoportable, pero, qué le vamos a hacer, es una cuestión de ciclos.
Vino y besos

Anónimo dijo...

Me encantó tu sonrisa
tus gestos al hablar
tu dulzura y simpatía
me hicieron temblar .

Me volví loco al verte
y enamorado quedé
como poderte explicar
lo hermoso que es querer

Mis palabras se hacen agua
cuando te quiero hablar
por eso escribo este verso
para poderme expresar.

Quisiera que me permitas
junto a tu lado estar,
recorrer contigo el camino
y poderte amar.

Take it easy! dijo...

Los domingos esos grandes incomprendidos...

Que forma de desperdiciar un dia de fiesta sólo por pensar mas de lo que deberíamos. Que felices seriamos sin pensar en el mañana ni mirar el pasado.

Quizás de esa forma pudieramos disfutar de los domingos como los festivos que son y de las compañias de cama por el calor que dan sin saber de experiencias pasadas y sin plantearnos el futuro.

Besos wapisima.

Juan Luis G. dijo...

Lo mío es mucho peor; estaba deseando que llegara el lunes por la mañana para poder descansar.

Besos

Delgaducho dijo...

Lo del domingo esta catalogado como síndrome, muchos somos los que lo padecemos.
Dificilmente cuando se tiende a la congelación algún factor climatológico puede intervenir para remediarlo....

alfonso dijo...

con los domingos me pasaba lo mismo cuando iba al cole
y en cuanto a lo del pero aun no se si tienes una nueva mascota o es que te has "hechado un amigo"

Anónimo dijo...

Yo me quedo con los Miercoles...Miercoles Noche....en el que piensas que tienes todos los ingredientes para que salga todo perfecto....y te sorprendes...cuando derepente ves que el resultado final es mucho mas que ¡Perfecto!...algo..que no te esperabas..algo que no ponía detras de los ingredientes y que no venia con el manual de instrucciones....Algo que se puede convertir en sueños........

Pd: Piensa en otra cosa que no sea lo de la Banda de Rock...o en su defecto..Pop-Rock...que no te saca de nada!!!:P

jordim dijo...

Madrugar es mi mayor infierno conocido. No lo soporto, es terrible y demoledor..
Y los domingos está hechos para fastidiar..

Laura dijo...

Salva, que haces despierto a las 6 y pico de la mañana! :S.
Maggie son días y noches, días y noches, días y noches y así sucesivamente... Un rollo, vamos ;).
Ele, te apuntas a lo del rockeo? Beso, beso y beso hermanosa.

Manolo, qué me hacen esos vinos tuyos... Otro beso.

Take, en ellos estamos... A ver si lo conseguimos! Muak.

Juan Luis... lo tuyo si que es grave ;).

Delgaducho, ni la mantita eléctrica, ni la calefacción a veces ni siquiera la compañía... Puto frío! besito.

Alfonso.. No te digo ná, que luego to se sabe ;). Un abrazote.

Jordim, de acuerdo 100%. Son simplemente una putada.

Anonimo/s... Gracias :)

Besos a tod@s.

Diego dijo...

Vaya, es la primera vez que leo tu blog y me ha encantado.

Me ha encantado la forma en como escribes y dices las cosas, que no soy el único en levantarme un lunes a las 7.30 (yo también me levanto justo a esa hora... realmente frustrante), que te gustan los viernes y sábados tanto como a mi, y que escuchas a Franz Ferdinand (y a muchas otras bandas en común que aún no sé).

Me vuelvo adicto y te pongo en seguidores, no quiero perderme detalle de todo lo que plasmes aquí y que, obviamente, pasa por tu cabeza ;-)

Un beso Laura!

Bogart dijo...

Jejejeje... pues sí, lo de sálvame debe ser too much.

Las temperaturas van subiendo y apesar de la lluvia ya empieza a oler a flores. Pronto no nos aguantaremos ni nosotros mismos.

Un beso y feliz fin de semana.