lunes, 3 de agosto de 2009

Home, sweet home.

La mala suerte me persigue.

De verdad, qué putada.
Ahora me quedo sin coche.
Yo tan feliz que me fui al Corte Inglés a comprarme un pc de esos majos cuando voy a aparcar: .... "CrAcCcc"....
El volante de mi punto dejó de moverse.
Creo que yo también deje de respirar en ese mismo instante.
Grúa, taller.... A tomar por culo.

Y como no tengo coche y vivo lejos del trabajo, he tenido que volver al hogar. ¿Al hogar?
No, mi hogar es mi casa. Donde no dependo de mis progenitores para desplazarme, donde se respira tranquilidad, donde no se escucha un ruido más que los ladridos de mi perra cuando se pone jodeora. Un lugar donde no hay que esperar turno, para meterte a la ducha y donde no se escuchan discusiones constantes por un hermano rebelde de 18 años.

Home, Sweet Home.

Lo peor de todo, es que lo que falla de mi super-car, es la dirección.
Y yo no entiendo pero según me han dicho, tendré que pedir un préstamo al banco para arreglarlo.
O eso, o comprarme una bici, o unos patines... o pegarme un tiro.
Y no pienso pegarme un tiro, ahora que me quedan 15 días para irme de vacaciones.

Si acaso, después.

8 comentarios:

alfonso dijo...

joder, que putada, lo del coche vamos.
¿y la cara de desolacion que se queda cuando ves que no puedes hacer nada?
a lo mejor te puedes buscar algun cochecito de segunda mano, que ahora hay muchos
animo, pronto lo solucionaras

Juan Luis G. dijo...

¡Ay, los coches! Siempre cascan en el momento más inoportuno.... La bici siempre es una buena solución.

Saludos.

supersalvajuan dijo...

Y PUNTO!!!

Bogart dijo...

Saludos:

Siempre hay que ver el lado brillante de la vida. Monty Python dixit.

Cuando regreses a tu hogar valorarás mucho más lo que tienes. cuando tengas de nuevo coche ke querrás mucho más que hace unos días. Si es que el que no se consuela es porque no quiere....

Desde aquí te mando un beso de ánimos. Todo pasará y no se porque me da la impresion que tienes un par de dos para enfrentarte a esta "mala suerte".

Pues eso, un beso.

manuel rubiales dijo...

Nunca son prácticos los suicidios prevacacionales, reflexiona Laura, déjalo para un momento más otoñal... Je, je, je... änimo

Javier dijo...

Después, después, no jodas niña!!

Lo realmente importante no es que la dirección de tu coche vaya mal, importa que la tuya vaya correctamente.

Besillos

Antonio Fernández dijo...

Hey, me mola cómo escribes y tus historietas.

Si no te importa, me gustaría que le echaras un vistazo a mi blog, a ver si te gusta:

http://diversidadcomobandera.blogspot.com

Anónimo dijo...

hermano rebelde de 18 años? ains..