viernes, 10 de julio de 2009

Para no ia TWO

Cosas que sabemos gracias a las pelis americanas



En toda investigación policial que se precie, es necesario visitar al menos un club de strip tease.

Todos los números de teléfonos de Estados Unidos comienzan por 555.

La mayoría de los perros son inmortales.

Si alguien te persigue por el centro de la ciudad, siempre puedes quitártelos de encima ocultándote entre los participantes del Día de San Patricio, sea cuál sea la época del año.

Todas las bolsas de la compra del supermercado deben tener, como mínimo, una barra de pan que sobresalga un poco.

Cuando algo malo va a pasar, se va la luz, o comienza una tormenta asombrosa.

Es fácil pilotar un avión y aterrizar con él si hay alguien en la torre de control que pueda dirigir la operación por radio.

Los sistemas de ventilación de los edificios son el escondite ideal: a nadie se le ocurrirá mirar en ellos y sirven para desplazarse hasta cualquier parte del edificio sin dificultad.

Si tienes que recargar la pistola, siempre dispondrás de suficiente munición, aunque vayas
desnudo.

Es muy probable que sobrevivas a cualquier batalla, a menos que cometas el error de enseñarle a alguien una foto de tu novia, en ese caso, estás muerto.

Si tienes que hacerte pasar por un militar alemán, no es necesario hablar el idioma; con tener acento alemán bastará.

La torre Eiffel se puede ver desde cualquier ventana de París.

Un hombre no se inmuta mientras recibe una paliza de campeonato, pero se queja cuando una mujer intenta limpiarle las heridas.

Si se ve en algún momento un vidrio de considerables dimensiones (sobre todo si lo llevan dos hombres) es que alguien va atravesarlo en breves instantes.

El comisario de policía siempre es negro. ·

Si tienes que pagar un Taxi, no busques un billete en la cartera: saca lo que tengas en el bolsillo al azar. Siempre será el importe exacto.

El cruce de razas es genéticamente posible con cualquier bicho proveniente de cualquier parte del universo.

Las cocinas no tienen interruptor de la luz. Si entras en una cocina de noche, deberás abrir el frigorífico e iluminarte con la luz interior.

En el caso de las casas encantadas o con fantasmas, las mujeres deben investigar cualquier ruido raro vestidas únicamente con algo de lencería o ropa interior.

Todas las mañanas las madres siempre cocinan huevos, tocino y gofres para la familia, aunque su marido y sus hijos no tengan tiempo para comérselos.

Los automóviles que chocan casi siempre acaban explotando o ardiendo o ambas cosas. .

Un solo fósforo sirve para iluminar una habitación del tamaño de un estadio de fútbol.

Los habitantes de ciudades y pueblos medievales tienen una dentadura perfecta.

Toda persona que sufra una pesadilla, se incorporará de golpe en la cama y jadeará sudorosa.

Las bombas van equipadas con temporizadores que tienen pantallas con grandes números rojos para que uno sepa cuándo van a estallar.

Siempre es posible aparcar delante del edificio al que se va de visita.

Un detective solo resuelve un caso cuando ha sido destituido o despedido.

Si decides ponerte a bailar en la calle, notarás que todo el mundo a tu alrededor conoce los pasos.

Casi cualquier ordenador portátil tiene suficiente potencia para acabar con el sistema de comunicaciones de una civilización extraterrestre invasora. ·

No importa si tus enemigos te superan en número durante una pelea de artes marciales: te atacarán de uno en uno, mientras esperan, con gesto agresivo, a que vayas acabando con sus compañeros.

Cuando están a solas los extranjeros prefieren hablar inglés entre ellos.

Siempre hay una motosierra a mano si uno la necesita.

En cuestión de segundos, no hay cerradura que se resista si uno tiene a mano una tarjeta de crédito o un clip, a menos que sea la única puerta de acceso a una casa en llamas con un niño atrapado dentro.

3 comentarios:

Mal bicho dijo...

Verdades como puños. Eso si, yo también aparco siempre delante del sitio al que voy. Eso lo aprendi de un amigo que tenia un coche como un autobus de grande y siempre aparcaba en la puerte de los sitios a los que iba. "Si no vas hasta la puerta de los sitios, nunca podrás apracar en la puerta de los sitios" , me decía. Desde que aplico esa máxima, tengo una suerte aparcando que te cagas.

Laura dijo...

Todo un filósofo tu amigo ;)

Un fraggel por Sevilla dijo...

Por eso yo siempre he preferido el cine español. Es mucho más simple. Sólo sigue un axioma: "Tiran más 2 tetas que 2 guiones" y si son de frente mejor que de perfil.

Buen blog, te añado a la lista ;)