martes, 19 de abril de 2011

Santa paciencia


La semana pasada había quedado con una compañera para cebarnos a conciencia en el Foster, poco antes de salir del trabajo me dijo que tenía que comer una ensalada por que se acababa de acordar que era cuaresma.
Reconozco que antes de escribir esta entrada he tenido que hacer uso de la wikipedia para entender un poco mejor esta mierda y he llegado a una página de éstas que a mí me dan mucho miedo.
El caso es que me quedé sin Foster.

Hasta las narices estoy de los tambores.
Yo no vivo en una ciudad, ni siquiera en un pueblo de grandes dimensiones. Pero el "turrun, tun, tutun" se me está clavando en el alma.
La semana santa para mí lo único que significa son unos deseados días libres, en los que siempre llueve y no entiendo de ningún modo que tipo de devoción mueve toda esta "fiesta". No se porqué hay que pasarse 3 horas de pie plantón en la calle, con un frío que pela viendo como pasán imágenes que bien podrían ser aptas para cualquier mala película gore. Ese hombre, corrío a latigazos, sudando, espinado y sangrante.

Ni pasión, ni muerte ni resurrección.

Las lluvias, tormentas y ventoleras tienen que significar algo. Si alguien se asoma por ahí arriba nos está diciendo cada año que somos unos capiropollas.

Feliz Semana Santa

4 comentarios:

Un fraggel por Sevilla dijo...

Venga si tampoco es para tanto. Imagina que es la cabalgata del orgullo gay, por ejemplo. ¡Si hasta reparten caramelos!

P.D: Contando las horas para huir de Sevilla. Tiempo estimado 23 horas.

supersalvajuan dijo...

El Foster da miedo...

alfonso dijo...

feliz semana tambien para ti, con los vientos y las lluvias, con los tambores y trompetas, los plantones y claro, algun caramelo que otro

manolo rubiales dijo...

Un saludo laura, me alegro de volver a leerte