viernes, 4 de julio de 2008

El mundo está raro

Me he levantado esta mañana y resulta que no era por la mañana, era de noche. Se lo he comentado al que duerme conmigo y la verdad es que no me ha creído y solo me ha dicho que me fuera a dormir. Como estaba tan desconcertada he bajado a tomar un vaso de agua y resulta que la cocina estaba justo en el otro lado de la casa y curiosamente se me había acabado el agua. Dispuesta a salir para irme a trabajar, por que aunque era de noche ya daban las 8 de la mañana me he dado cuenta de que mi punto blanco, era rojo. -Esto si que es un "puntazo"- pensé, pero como no me disgustaba del todo el color pues me he montado en el y me he marchado. No he podido llegar, ya que la ciudad donde trabajo había desaparecido, así que al finalizar el pueblo que hay justo antes solo he visto un barranco inmenso y claro, no podía cruzarlo. Al dar media vuelta he visto el kiosco de Pepe, aunque realmente el kiosco de Pepe yo lo recordaba a 2 o 3 Km. de donde estaba en ese momento. He comprado el periódico, he saludado a Pepe, que estaba mas serio de lo normal y cuando empezaba a leer los titulares algo me ha llamado la atención: "El mundo está cambiando" (si señor, que me lo digan a mi). Llegué a casa. Suerte que no he encontrado ningún abismo que me impidiera pasar. Todos los muebles han desaparecido, pero a mi no me sorprende. Le he visto en pijama y al saludarle me ha dicho que debo hablar mas bajo de noche, que apenas le dejo dormir.

¡Jo! No entiendo nada, teniendo en cuenta como está la cosa ... ¿Cómo es posible que solo se le ocurra decirme eso?

3 comentarios:

Pedro dijo...

Eres buena escribiendo, me gustan tus reflexiones, quejas, angustias... como tu dices el mundo esta raro, y cada uno lo expresa de una forma diferente dejando que cada uno lo interprete a su manera.

ángel bächler dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laura dijo...

Pedro, gracias :). Ángel, si... sin parar.